Actividades Terrestres

Turismo de Aventura: Deportes Terrestres

Como todas las actividades de turismo de aventura, los deportes terrestres están a caballo entre el deporte y el turismo. Porque son una mezcla perfecta de las dos cosas. Exploraremos nuevos entornos naturales, al mismo tiempo que practicamos un determinado deporte en pleno contacto con la naturaleza.

Los deportes terrestres son aquellos que se practican en contacto con la tierra, en los escenarios y entornos que nos procura la naturaleza, y lejos de circuitos cerrados o artificiales. De ahí su encanto y muchas de sus ventajas. Porque además de hacer deporte, estamos en pleno contacto con lugares naturales y paisajes maravillosos: la montaña, el campo, los senderos, los ríos, caminos rurales, etc.

Los deportes terrestres en el medio natural son muchos y de muy variada dificultad y naturaleza. Sin duda, hay mucho donde elegir para encontrar el deporte que más nos guste y más se adapte a lo que queremos.

mejores montañas de España

Mejores Montañas de España

Las mejores montañas de España para hacer deporte en la Naturaleza Nuestro país es uno ...
tecnicas para hacer rapel

Rapel: Técnicas y Lugares en España

Técnicas para practicar Rápel: qué es y qué debes saber antes de hacer un descenso ...
como empezar a hacer escalada

Escalada: Técnicas y Lugares en España

Cómo empezar a hacer escalada de montaña: consejos, técnicas y mejores lugares La escalada es ...
como hacer barranquismo

Barranquismo: Técnicas y Barrancos en España

Cómo hacer Barranquismo y mejores zonas para practicarlo en España El barranquismo es uno de ...
como hacer senderismo

Senderismo: Técnicas y Montañas en España

Cómo hacer senderismo y mejores montañas para hacer trekking Hacer senderismo es una actividad deportiva, ...
modalidades ciclismo de montaña

Modalidades de Ciclismo de Montaña

Modalidades de Ciclismo de Montaña o MTB Si siempre nos han gustado las bicicletas para ...

Clasificación de actividades físicas en la naturaleza

Son muchas las actividades físicas que se pueden desarrollar en la naturaleza. Hay que tener en cuenta el medio (terrestre, acuático, aire) y también el tipo de actividad, si es de competición o de recreo. También pueden clasificarse en actividades individuales o para practicar de forma colectiva.

Entre las actividades terrestres podemos optar por el cicloturismo, la escalada, el montañismo, o el senderismo. Entre las acuáticas el rafting, piragüismo o espeleobuceo, y entre las aéreas el ultraligero o el ala delta. Pero hay muchas más entre las que elegir. Y en Viajepor queremos hacer una selección algo más detallada de los deportes en plena naturaleza.

Senderismo

El senderismo es un deporte de naturaleza relajado y simple, en el que se camina por rutas preestablecidas, y senderos de mayor o menor dificultad, con un kilometraje determinado. Es un deporte muy saludable, ya que caminar, al menos media hora diaria lo es, porque activa la circulación y quema colorías. Además, y en términos generales, es asequible para todo tipo de excursionistas.

El senderismo puede estar clasificado por niveles de dificultad. Mientras hay algunas rutas que requieren un nivel medio o bajo de forma física. Entre los fáciles están los senderos, hay caminos con dificultad moderada como los senderos más estrechos e irregulares y con cuestas, y los más difíciles, como los caminos rocosos, deslizantes y muy empinados.

Escalada en roca

La escalada en roca es una modalidad de escalada, con diferentes versiones por su dificultad, o por el terreno que pisamos. Básicamente consiste en ascender sobre superficies rocosas alcanzando altura, con herramientas de sujeción para darnos apoyo pero no para ascender, ya que lo haremos con manos y pies.

Es un deporte terrestre duro y difícil que exige preparación y disciplina, aunque quienes lo han practicado hablan de sensaciones muy positivas, como la de llegar a las alturas por nuestros medios, y observar el paisaje desde lo alto. Además, procura un gran bienestar psicológico por haber conseguido superar una prueba complicada. Aunque una de las mayores ventajas es que se adquiere una gran herramienta para la vida cotidiana: la tenacidad.

Ciclismo de montaña

El ciclismo de montaña es un deporte de aventura en el que los ciclistas recorren montañas en bicicletas de montaña o MTB. Es un recorrido difícil y un deporte que requiere grandes dosis de destreza y preparación física, ya que ascender caminos de montaña es todo un esfuerzo físico, aunque en general el recorrido es sobre todo de descenso, y también es difícil controlar la velocidad.

El ciclismo de montaña tiene ventajas que el de carretera no tiene, y es especialmente atrayente para quienes no les gusta pedalear por carreteras, porque no hay tanto tráfico y se puede disfrutar del paisaje en todo su esplendor. Además, suele ser un deporte en grupo que apetece realizar en compañía de un pelotón, y que a la larga acaba creando grandes lazos de compañerismo por la experiencia compartida.

Rapel

El Rapel es un sistema de descenso utilizando cuerda, en las paredes verticales de las montañas. Al estar descendiendo en superficies verticales, se trata de un deporte especialmente complicado y no apto para principiantes porque conlleva un riesgo. Debemos ir siempre acompañados de un monitor cualificado.

Para practicar Rapel necesitaremos también un equipo personal que incluya anclajes a la pared por la que vamos a descender, así como una cuerda, entre otros materiales. El Rapel exige concentración absoluta por ser un deporte de riesgo, unas excelentes condiciones físicas y una gran dosis de estrategia y de control del descenso.

Alpinismo

Se trata de otra disciplina deportiva terrestre, que también se practica en la montaña. Su nombre, como bien podemos imaginar, proviene de la práctica del deporte en los Alpes, y se refiere al montañismo que se practica en la alta montaña.

Este deporte trata de alcanzar las cimas de montañas, sorteando dificultades como el mal tiempo, la nieve, el hielo, o las rocas montañosas que resultan más difíciles de escalar, y que requieren paciencia, pericia, y sobre todo una gran experiencia, ya que se trata de un deporte que no está al alcance de cualquier viajero, y que requiere de grandes dosis de preparación física y de práctica dura y disciplinada.

Rutas a caballo

Las rutas a caballo o turismo ecuestre es otra de las actividades de turismo de aventura en plena naturaleza. Se trata de realizar rutas a caballo por itinerarios ya señalizados, y resultan muy atractivas y asequibles para todo tipo de turista.

Las marchas suelen ser al paso de trote, para poder disfrutar del paisaje y hacer largos recorridos sin llegar a cansarnos con actividades que se practican a pie. Las rutas ecuestres están adaptadas a todo tipo de personas, y son aptas para todos. Debemos ponernos en manos de un buen monitor que nos enseñe a montar y nos dé las instrucciones básicas para realizar el recorrido.

Espeleología

La espeleología es uno de los deportes terrestres de aventura más fascinantes que podamos escoger. Es muy emocionante porque vamos a poder observar lo que la Naturaleza esconde: su mundo subterráneo.

Este deporte ofrece la posibilidad de explorar cuevas, algunas muy asequibles para todos, y con un nivel de conocimiento básico, y otras más complicadas, para las que se exige una excelente forma física y ciertos conocimientos. Es una actividad muy enriquecedora porque podemos conocer el interior de la tierra, sus cuevas, formaciones, caprichosas estalactitas y estalagmitas y formaciones naturales únicas que son obras de arte de la Naturaleza en su estado más puro.

Barranquismo

El barranquismo es un deporte más difícil que se practica en los ríos de montaña, y consiste en el descenso de sus cañones. Es una actividad en la que se pueden combinar varias actividades: caminar, nadar o destrepar, dependiendo de la dificultad de los cañones en los ríos de montaña.

Se trata de una actividad que sube la adrenalina y nos expone a nuevos retos, desde saltos de agua, a descenso por paredes estrechas o más difíciles o toboganes, en los descensos de barrancos. Se requieren buenas aptitudes físicas, pero no es obligatorio tener una preparación previa. Ahora bien, si somos novatos en esto, sí es necesario contar con los servicios de un monitor titulado, para una seguridad integral en los descensos.

Deportes de Nieve para practicar en invierno al aire libre

La nieve es siempre un fenómeno muy bello y además muy apropiado para practicar deportes de invierno al aire libre. El esquí es todo un clásico, y puede ser competitivo o simplemente una forma de practicar deporte de invierno, que además tiene muchos aficionados que acuden a las estaciones de esquí en cuanto se inaugura la temporada.

Otra variante del esquí es el snowboard, que se practica en una sola tabla, a diferencia del clásico esquí. También se puede practicar senderismo con raquetas de nieve, que nos ayudarán a sortear caminos cubiertos de nieve. Todas estas opciones son estupendas para la salud cardiovascular, para ejercitar todos los músculos de las piernas y sobre todo para contemplar un paisaje nevado espectacular, propio de imágenes invernales y navideñas.

Esquí

El esquí es un clásico del deporte de montaña en sus diferentes modalidades, competitivas o individuales y de ocio. Existe el esquí de montaña, el de travesía o el de alpinismo, con algunas leves diferencias entre ellos.

Es un deporte terrestre de aventura que surge en pleno invierno, cuando las pistas para practicarlo están preparadas porque ha nevado de forma copiosa. Consiste en el ascenso y descenso de montañas con esquís (tablas para cada pie), fijaciones y botas. En el esquí de montaña, se pueden alcanzar cumbres cubiertas de nieve aún intacta y no pisada, y contemplar paisajes nevados de belleza sobrecogedora.

Snowboard

Es el deporte de nieve “primo hermano” del esquí, ya que también se desciende sobre pendientes nevadas, pero esta vez utilizando una tabla. Se necesitan básicamente la tabla para practicar el snow, botas y fijaciones de snowboard. Mantendremos los pies fijados sobre la tabla de snowboard, uno delante del otro, para deslizarnos por el terreno nevado.

Además de ser muy beneficioso para el organismo porque ayuda a mejorar nuestro sentido de la coordinación, y a mantener una musculatura fuerte, especialmente en las piernas, es una sensación única y espectacular poder deslizarse por cumbres nevadas con el aire helado en la cara, contemplando paisajes cien por cien invernales.

5 claves para practicar deportes terrestres

Quienes eligen esta modalidad de turismo optan por una forma de pasar las vacaciones en sintonía con el medio ambiente, y con un respeto absoluto por la conservación del entorno natural. Hay una serie de actitudes y aptitudes que definen muy bien al viajero que quiere probar esta experiencia de practicar deportes de aventura terrestres:

  • Tener ganas de involucrarse, de aprender nuevas formas de vida relacionadas con el campo y la vida en el campo.
  • Tener una buena forma física (en muchos casos es exigible y necesaria para ciertos deportes terrestres de riesgo) y ganas de mejorarla porque es saludable.
  • Tener una actitud positiva para asumir nuevos retos y controlar sus riesgos, también con una cierta dosis de improvisación.
  • Estar dispuesto a vivir nuevas experiencias, perdiéndoles el miedo para disfrutar al máximo de ellas, siempre con una actitud de disciplina y control en muchos de estos deportes.
  • Y sobre todo, tener ganas de divertirse y probar algo distinto que nos puede procurar muchos beneficios físicos, y también emocionales. Porque descubrir nuevos paisajes a través del deporte es una experiencia vital, que no debemos dejar pasar de largo si tenemos la oportunidad de probarla.

En Viajepor te ofrecemos toda la información para elegir tu próximo destino acorde al deporte terrestre que más se adapte a ti y a tus gustos. Ojalá disfrutes de este contenido, tanto como nosotros compartiéndolo contigo.

María y Sergio – ViajeX

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)