Cómo empezar a hacer escalada de montaña: consejos, técnicas y mejores lugares

La escalada es uno de los deportes de aventura menos usuales y más arriesgados que existen. Debemos adquirir cierto entrenamiento antes de hacer escaladas en entornos naturales. Pero también es un deporte que más beneficios puede ofrecer como deporte de aventura, puesto que la contemplación de paisajes naturales desde las alturas es algo sobrecogedor, impresionante y que sólo los escaladores expertos saben explicar con palabras que resuman la belleza de lo contemplado y la subida de adrenalina que este deporte de aventura proporciona a cualquier que ya lo haya experimentado.

Por otra parte, se trata de un deporte extremadamente respetuoso con el entorno y el medio ambiente especialmente protegido. Porque llegar a la cima de una montaña es visitar un lugar escasamente transitado, libre de cualquier actuación humana que lo ponga en peligro, y por tanto, se trata de la naturaleza más pura y salvaje que podamos llegar a conocer.

Qué es y Tipos de Escalada

La escalada es un deporte que consiste en recorrer diferentes caminos, siempre en ascenso, a través de paredes de roca, laderas escarpadas de especial dificultad, o bien otros relieves presentes en la naturaleza, que son siempre verticales.

Requiere una intensa preparación previa, y una serie de herramientas que nos proporcionen seguridad en la escalada. Es de obligado conocimiento dominar algunas de las técnicas y tipos de escalada más frecuentes, que son los siguientes:

Escalada Tradicional

Ha sido la forma de escalada más común, hasta que llegaron otros tipos de escaladas deportivas. Es una forma de escalada libre en roca, utilizando equipos de seguridad tradicionales, como levas y tuercas.

Escalada Alpina

Es lo que todos conocemos como Alpinismo. Consiste en combinar varias técnicas como escalada en hielo o en fisura, y es una de las más difíciles, y requiere mucha capacidad de resistencia, incluso en temperaturas extremas.

Escalada en Fisura o Grieta

Se escalará siguiendo las grietas en la roca, que varían de tamaño. Unas más anchas y otras fisuras más estrechas, donde solo se podrán introducir los dedos en el ascenso. Se necesita un completo equipo de protección.

Escalada en Hielo

Se trata de escalar rutas verticales formadas por cascadas congeladas, en las que se hunden herramientas para ir ascendiendo las paredes verticales. Por su dificultad, se necesita mucho entrenamiento, ya que es considerablemente más difícil que la escalada en roca.

Top Rope

Escalada con cuerdas que por lo general harán mínimo dos personas, una atada a un extremo de la cuerda, y la segunda persona, manejando el otro extremo para ir aflojando a medida que el escalador va ascendiendo.

Escalada Libre

En este tipo de escalada, el escalador sólo hará uso de sus pies y manos para ir escalando. Los materiales como el arnés, cintas y cuerda, se utilizan solo para estar seguros si ocurre una caída.

Primeros consejos para comenzar a hacer escalada paso a paso

Para quienes están dispuestos a iniciarse en este deporte, hay una serie de tips muy útiles, que en Viajepor queremos compartir, ya que se trata de un deporte de aventura muy apetecible si nos gusta contemplar espectaculares paisajes desde lo alto, pero también algo difícil y que requiere entrenamiento. Los 7 principales consejos que todo futuro escalador debe seguir son los siguientes:

  • Informarse sobre tipologías de escalada y elegir aquella que más se ajusten a lo que queremos. Las técnicas, en unas y otras serán diferentes, por lo que conviene saber cuál es nuestro tipo de escalada ideal. Por ejemplo, la escalada libre es muy adecuada para personas con vértigo, puesto que los tramos son cortos y no muy altos.
  • Preparar a conciencia el equipo de escalada, que incluye zapatos adecuados y suaves con buen agarre a las paredes, casco protector, arnés, cuerda de plomo, un mosquetón y una bolsa de magnesio, fundamental para que las manos se mantengan secas en la escalada.
  • Es conveniente saber utilizar las cuerdas y los amarres, y lo mejor es buscar formación previa con un instructor, antes de la escalada.
  • Elegir la ruta como principiantes es fundamental. Las rutas vienen marcadas con el 5, y después otro número que indica el nivel de dificultad de subida: las 5,5 o 5,6 están especialmente pensada para principiantes.
  • Es importante intentar mantener los brazos rectos durante la escalada, porque se avanza más, y con las piernas dobladas será más fácil empujarnos mientras ascendemos.
  • Es muy recomendable estudiar la ruta de ascenso de manera previa, para poder saber cuáles son los puntos de apoyo en las paredes, antes de empezar a escalar, y poder diseñar un plan con las manos, sabiendo dónde vamos a tener que colocarlas en las rocas y fisuras de la pared.
  • Para comunicarnos con nuestra pareja de escalada es importante conocer una serie de términos básicos. Por ejemplo, cuando el escalador dice “voy” es cuando empieza a escalar, y “pilla” cuando queremos descansar y que nuestro compañero coja cuerda, o diga “la tengo”, o aprender qué es retirar amarre, o cuando nuestro asegurador nos diga “amarre retirado”.

Si quieres algún consejo más, echa un vistazo a este vídeo:

Principales técnicas de escalada en montaña

Hay una serie de técnicas de escalada que indican cuál es la posición que debe tomar el cuerpo. Entre las más comunes, están las siguientes:

  • Posición de la rana. Imaginemos cómo camina una rana. Pues esa es precisamente la posición. Colocaremos nuestro cuerpo enfrentado a la pared, con las piernas flexionadas, y las rodillas hacia fuera. Con los brazos estirados, será más fácil ir escalando y llegar al próximo canto o al saliente de una roca.
  • La bicicleta. Es una de las primeras técnicas que aprenden los principiantes en los rocódromos. Consiste en poner los pies en un canto, y flexionar la pierna llevando la rodilla al interior, como si estuviéramos pedaleando.
  • Empotre de rodilla. Pisamos un canto, y colocamos la rodilla haciendo palanca con un pie. Empotraremos la rodilla en una grieta y así nos quedamos completamente agarrados a la roca, con lo que podemos descansar los brazos y ponernos magnesio en las manos.
  • Montarse sobre el pie. Colocamos un pie a bastante altura, y con el impulso de nuestras manos nos montaremos sobre el pie, para alcanzar un agarre que esté más alejado de nuestro cuerpo.
  • Mantelar. Es una técnica para subir repisas de montañas, bien imitando los movimientos que hacemos cuando salimos de la piscina, o subiendo una pierna en la repisa, para después montarnos sobre ella y ascender.
  • Movimiento dinámico. Lo que hace el escalador es auto impulsarse con el cuerpo para llegar al siguiente canto, con una mano agarrada a la roca.
  • Bloquear. Se conoce con este nombre a la técnica que consiste en cogernos a un agarre con el brazo flexionado, ejerciendo la máxima fuerza, hasta alcanzar un nuevo agarre con la otra mano.

Cinco errores que no puedes cometer al hacer escalada

Dentro de los muchos errores que puede cometer un principiante, hay cinco errores clave, porque debemos tener las mayores garantías de seguridad al desarrollar un deporte que es difícil. Pero no nos desanimemos, todo es cuestión de práctica.

  • No usar casco. El casco es un elemento de protección imprescindible para amortiguar golpes en la cabeza, o si una roca se desprende en la escalada. Y ante situaciones más graves como sufrir una caída, debemos llevar siempre casco protector.
  • Tener demasiada confianza en nuestras posibilidades. Ser prudentes es una de las reglas de oro de este deporte. Debemos evaluar nuestras capacidades reales, y entender cuáles son los riesgos que corremos.
  • Tener una mala comunicación. Es necesario que entre compañeros escaladores haya un acuerdo sobre el plan a seguir, con una terminología específica para la escalada.
  • No realizar un doble control sobre los nudos en las cuerdas. Una vez que tenemos hechos los nudos, debemos asegurarnos de que todo está correctamente anudado, y que los mosquetones tienen el sistema de seguridad cerrado. Debemos hacerlo de forma individual, y también revisar que todos los nudos están bien asegurados también para nuestros compañeros de escalada.
  • Escalar demasiado rápido o demasiado lento. Hay que buscar el término medio. Escalar rápido puede hacer que cometamos muchos errores, como colocar mal las manos o los pies, mientras que ser demasiado lentos nos puede llevar a un cansancio más rápido y a la falta de energía a lo largo de la escalada.

Mejores lugares para practicar escalada en España

Burgos

El Desfiladero de Pancorbo es un magnífico lugar para practicar la escalada, en los Montes Obarenes, que se alzan sobre el Valle alto del Ebro. Su desfiladero, por donde se abre paso el río Oroncillo, ha sido un camino histórico y militar de defensa en la época medieval, y aún se pueden contemplar restos de murallas y fortificaciones en toda la zona. Es uno de los lugares más populares para practicar escalada, porque el entorno natural es bellísimo, con flora y fauna propia de la zona.

Valencia

Uno de los mejores sitios para escalar es Chulilla. Además de su cercanía con la capital, su paisaje mediterráneo y su clima suave pueden cautivar a cualquier escalador. Esta localidad tiene encantos rurales y culturales de gran valor: pinturas rupestres, o uno de los muchos castillos medievales en lo alto de poblaciones de la Comunidad Valenciana, que son una verdadera joya porque se mantienen prácticamente intacto. Además, hay vías para escalar de muy variada dificultad, por lo que puede ser apto para todos los niveles.

Sevilla

En la Sierra Norte de la capital, el Cerro del Hierro es uno de los lugares de escalada más populares en tierras andaluzas. Tiene una escuela de montañismo, y más de 100 vías con diversos niveles de dificultad, aptas tanto para principiantes como para escaladores más experimentados.

Se trata de un lugar de especial valor ecológico, con rocas de piedra caliza, esta zona alberga flora y fauna autóctona como el búho real o la cigüeña negra, que se pueden contemplar fácilmente. De hecho, el Cerro del Hierro es uno de los lugares más destacados para el avistamiento de aves.

Mallorca

Esta isla balear es uno de los mejores lugares para los aficionados a una modalidad de escalada más que original y refrescante: el psicobloc, que no es otra cosa que escalar sobre el agua. Cala Varqués es un lugar privilegiado para este tipo de escalada, con impresionantes vistas del Mediterráneo una vez que se ha llegado a la cima. Además, podemos darnos un chapuzón en esta bella cala después del esfuerzo de ascender a la cima. Es una mezcla de turismo de escalada, que también puede combinar actividades acuáticas.

Cuenca

La provincia de Cuenca tiene multitud de lugares para practicar la escalada y es, sin duda, un lugar privilegiado por sus accidentes naturales. Tiene una gran variedad de puntos de escalada libre, y entre los mejores están la zona de Hoz del Júcar, con multitud de caminos y espectaculares paisajes a orillas del río Júcar; la zona de Hoz de Huécar, paraíso de escaladores expertos, porque es más escarpada y cerrada que la anterior; y Valdecañas, en la zona Sur de la provincia, que dispone de  vías de más de 30 metros de altitud, algunas de las cuales están siendo restauradas en la actualidad.

Comunidad de Madrid

Uno de los lugares más conocidos, populares y cercanos a la capital es La Pedriza, en la Sierra de Madrid, zona “de culto” para los escaladores y muy adecuada para iniciarse con el deporte de la escalada, porque tiene vías más asequibles para principiantes, y otras bastante exigentes, para quienes ya son expertos.

También se puede hacer turismo cultural, ya que la entrada a la Pedriza se hace desde Manzanares el Real, un pueblo con un gran patrimonio histórico-artístico, y con un imponente castillo medieval, el de Mendoza, perfectamente conservado. La Sierra de la Pedriza tiene más de 200 vías practicables con fisuras y romas, y cuenta con la principal escuela de adherencia de nuestro país.

  • ¿Eres un principiante en este deporte? No hay problema, como ves hay muchas opciones para disfrutar de la escalada de montaña. ¡Atrévete!

Este ha sido nuestro Top 6 mejores montañas para hacer escalada en roca. ¿Cuál va a ser tu próxima montaña a escalar? Cuéntanos tus anécdotas de la primera vez. ¡A por ello, Viajeros del Blog!

María y Sergio – ViajeX

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario