Buceo en España: los seis mejores destinos para hacer submarinismo

Para quienes ya lo han practicado, el buceo es una experiencia impresionante que mueve a miles de aficionados todos los años para descubrir nuevos mundos submarinos. Porque en realidad el mundo submarino es único: rodeados de silencio, podemos contemplar fondos marinos, vegetación, variados y coloridos bancos de peces, y en algunos lugares, criaturas marinas fascinantes.

Qué es el buceo

El buceo es una actividad acuática que tiene muchas modalidades, aunque la más popular y extendida es la recreativa. Esta actividad consiste en sumergirse en aguas del mar, con el objetivo de descubrir sus fondos marinos.

Existen dos tipos de buceo: el que se practica a pulmón, sumergiéndonos en el agua sin bombonas de oxígeno, también conocido como el buceo de apnea, y el que se practica con equipo de buceo: trajes de neopreno, escafandras y bombonas, lo que nos permite permanecer mucho más tiempo bajo el mar.

Para practicar buceo es absolutamente imprescindible tener una preparación previa, a través de cursos preparatorios, mediante los que obtendremos un certificado de organismos como la Asociación Profesional de Instructores de Buceo (PADI) a través de escuelas de buceo homologadas y de la mano monitores profesionales, que nos acompañarán en todo momento en nuestras primeras inmersiones.

Seis lugares increíbles para hacer buceo en España

España tiene una posición geográfica privilegiada para practicar buceo. Con variadas costas en el Mediterráneo, Atlántico y Cantábrico, los buceadores podrán contemplar especies marinas completamente distintas, disfrutando del contraste entre las islas y el Norte y Sur de la Península. Entre todos los destinos, hay seis lugares imprescindibles que en Viajepor consideramos que son los mejores entre los mejores.

Cabo de Gata (Almería)

Cabo de Gata es un paraíso natural para bañistas y excursionistas, y una joya para buceadores. Su Parque Natural, bañado por aguas cristalinas y azul intenso cuenta con uno de los mejores fondos marinos del Mediterráneo. Tiene desfiladeros de piedra volcánica, así como grandes colonias de Posidonia, esa planta marina propia del Mediterráneo que baña de color turquesa las playas. También podemos encontrar pecios o restos de barcos hundidos a 40 metros de profundidad, en inmersiones sólo aptas para buceadores más expertos, mientras que para los que se inician, vale la pena la zona de Amatista. Hay mucho donde elegir para disfrutar de jornadas inolvidables.

El Hierro, Canarias

Es una de las islas más naturales y menos exploradas de las Canarias. Con morfología volcánica, la experiencia de buceo en El Hierro es muy distinta a muchas otras, ya que no hay mucha población ni actividad industrial, lo que mantiene las aguas y las playas prácticamente vírgenes. Una de las principales ventajas es la temperatura, que ronda los 21ºC anuales, por lo que se puede bucear todo el año. Encontraremos especies marinas mediterráneas, tropicales y atlánticas, como coloridos bancos de peces tropicales, los peces trompeta, o los peces globo, y también meros y rayas, así como las menos atractivas morenas.

Ala Delta en Madrid y Alrededores

La Comunidad de Madrid tiene varias zonas importantes para practicar Ala Delta, en sus alrededores. La zona de Arcones, en Segovia, es un magnífico lugar para practicar deportes de aire y contemplar los impresionantes paisajes del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadarrama.

Una buena alternativa es la localidad de Alarilla, especialmente indicada para principiantes. En el Cerro de la Muela se practican muchos deportes de aire, y es más asequible al tratarse de una montaña completamente plana, con paredes de más de 250 metros de desnivel. Las corrientes de aire de esta zona facilitan el vuelo, para poder contemplar magníficos cultivos y entornos rurales típicamente castellanos.

Menorca (Baleares)

Aunque resulta difícil elegir entre todas las Islas Baleares, uno de los lugares más privilegiados es la costa Norte de la Isla de Menorca, en concreto la Reserva Marina de Cavalleira en Fornells. Es un lugar absolutamente espectacular, tanto para practicar buceo como esnórkel y observar increíbles bancos de meros, barracudas, atunes o langostas, y muchas especies más en una de las reservas naturales más ricas y variadas de nuestro país. Por algo Menorca es una isla que controla mucho el turismo masificado. Precisamente para preservar calas y playas en estado natural y salvaje. Tampoco debemos olvidar sus magníficas aguas turquesas que, como en Almería, son fruto de plantas de Posidonia.

Rías Baixas (Pontevedra y A Coruña)

La Ría de Arousa es la más extensa de Galicia. Se trata de un gigantesco lago oceánico, en el que se puede bucear prácticamente todo el año porque, sorprendentemente y para ser Galicia, esta ría está protegida de tormentas y fuertes vientos. La visibilidad no es la mejor, y no podremos contemplar demasiados peces de gran tamaño. Sin embargo, hay mucha vida marina en las rocas, pobladas de esponjas, y si tenemos suerte, podremos contemplar una especie altamente protegida y en peligro de extinción, los maravillosos caballitos de mar a pocos metros de profundidad. Absolutamente Impresionante e imprescindible para los buceadores que buscan sensaciones nuevas.

La Herradura (Granada)

Situada entre el pueblecito costero de Almuñecar y el conocidísimo y turístico pueblo pesquero de Nerja, esta zona de la costa granadina cuenta con varias zonas de buceo, entre la Punta de la Mona y el Cerro Gordo. Suelen ser inmersiones para buceadores más experimentados, con salientes y fondos rocosos llenos de vida marina. Aunque también hay inmersiones para principiantes, como la de La Marina, con fondos de arena blanca para iniciarnos en la práctica del buceo. Hay gran cantidad de escuelas de submarinismo en la bahía, para que podamos encontrar la opción que mejor se adapte a lo que buscamos.

Cabo de Palos (Murcia)

Bucear en esta zona es sumergirse en un auténtico pedazo de historia. Cabo de Palos es un ecosistema con grandes puntas de roca, en el que muchos barcos encallaron, por lo que se trata de un espléndido lugar para observar barcos hundidos a lo largo de la historia, por lo que el espectáculo es sobrecogedor. Además, podremos contemplar muchas especies cien por cien mediterráneas: pulpos, barracudas, abadejos, meros o enormes corvinas. El buceo en Cabo de Palos está catalogado como Reserva Marina en sus tres bajos: La Testa, Piles y Piles II, por lo que su práctica está totalmente regulada.

Información para iniciarse en el buceo

Puede que más de uno hayamos quedado fascinados con esos documentales sobre el fondo del mar que nos descubren mundos nuevos. O que nos lo haya recomendado algún amigo, como una forma muy efectiva de eliminar el estrés diario que nos va enganchando poco a poco. Si hemos tomado la decisión de aprender a bucear, y no sabemos por dónde empezar, aquí van algunas claves imprescindibles para la práctica de este deporte.

Cuánto cuesta bucear

Teniendo en cuenta el equipo que necesitamos y la experiencia que debemos exigir a los Diving y escuelas de buceo, practicar este deporte no es excesivamente caro. Desde 85 euros un primer bautismo e inmersión, hasta 250-350 euros los cursos avanzados, que incluyen varias salidas, podemos encontrar cursos de buceo que se adapten a nuestras necesidades. Además, no tendremos que preocuparnos por nada más, ya que las escuelas nos proporcionarán el material necesario: trajes de neopreno, atletas y bombonas de butano, entre otras, con un alquiler diario que suele rondar los 12-15 euros.

Es necesario hacer un curso de buceo: ¿sí o no?

La respuesta es sí. Es imprescindible. En nuestro país será necesario rellenar un cuestionario médico para certificar que nos encontramos en buenas condiciones físicas para realizar el curso de submarinismo, y matricularnos en un curso de iniciación, lo que se conoce como open water diver, o primer nivel de buceo. Una vez concluido el curso, podemos avanzar en otro tipo de buceo con más dificultad, hasta convertirnos en expertos. Los cursos de iniciación suelen tener una duración de 4 jornadas.

Qué se siente al bucear

Para muchos, la primera sensación, incluso previa al buceo y a su primera experiencia, es el subidón de adrenalina hasta que llega la hora de la inmersión. Después, todo se convierte en un mundo submarino de especies nuevas, silencio y absoluta tranquilidad. Muchos buceadores que ya son veteranos hablan sobre todo de la tranquilidad que brinda estar en el fondo del mar y descubrir un mundo completamente nuevo y distinto al que conocemos.

Qué se necesita para practicar buceo

Es una pregunta recurrente entre muchos usuarios que quieren empezar ¿es necesario saber nadar? La respuesta es sí, hay que saber moverse con soltura en las profundidades, de hecho, la mayoría de las escuelas de submarinismo lo exigen como requisito previo. Por lo demás, aunque en algunas escuelas de buceo puedes alquilar el equipo para bucear, te recordamos cuáles son los componentes básicos para equiparte de manera segura y útil. Si eres un fan del buceo como nosotros o, simplemente, te llama la atención poder sumergirte (¡y nunca mejor dicho!) en este maravilloso mundo del submarinismo, te recomendamos que te hagas con un equipo propio de buceo.

Componentes fundamentales de un equipo de buceo estándar:

  • Máscara de buceo o snorkel
  • Traje de neopreno
  • Botella y regulador de buceo
  • Chaleco de buceo
  • Aletas de buceo

Cinco reglas básicas de buceo

Estas son nuestras 5 reglas antes de iniciar una ruta de buceo en el destino elegido:

  • Estar en buenas condiciones físicas para poder emprender nuestra primera jornada que será muy intensa, y al mismo tiempo extenuante.
  • Buscar una escuela de buceo de probado prestigio y experiencia.
  • No es obligatorio, pero sí recomendable realizar un chequeo médico general.
  • Hablar previamente con nuestro instructor para conocer detalles de lo que vamos a hacer.
  • No tener miedo y dejarnos llevar por nuestro instructor, y por supuesto, tener muchas ganas.

¿Es seguro el buceo?

El buceo es una práctica completamente segura, en la que se registran muy pocos accidentes, que no dejan de ser una anécdota. Hay prácticas que conllevan más riesgo, como la fotografía o la pesca submarina, que sí necesitan una condición física impecable, porque se pueden dar casos de insuficiencia respiratoria y apnea. Pero no es el caso del buceo.

Este ha sido nuestras preguntas y respuestas acerca de los mejores lugares para practicar un deporte tan maravilloso como es el buceo. ¿Te animas? Te leemos en comentarios. ¡A por ello, Viajeros/as del Blog!

María y Sergio – ViajeX

¿Te ha gustado el post?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

María Privado
Sígueme
Últimas entradas de María Privado (ver todo)

    Deja un comentario