Cómo hacer senderismo y mejores montañas para hacer trekking

Hacer senderismo es una actividad deportiva, que se desarrolla en plena naturaleza, y que está al alcance de casi todo el mundo porque resulta fácil y no se requiere una gran preparación física. Practicar el senderismo es hacer diversas rutas y caminos rurales, en jornadas de no más de diversa duración (una jornada o incluso más de un día), mediante excursiones a pie por senderos naturales, bien señalizados y en general de baja o media dificultad.  Aunque también los hay más difíciles, si se trata de senderos de montaña.

Este deporte es muy recomendable para todo tipo de turistas, ya que disfrutaremos del medio ambiente y de la naturaleza en estado puro, contemplando paisajes cien por cien naturales como no los habíamos visto antes. Es un deporte muy saludable y asequible, y nuestra geografía ofrece inmensas posibilidades de realizar sencillas rutas de senderismo admirando paisajes muy diferentes en función de la zona o de la época del año. Es un deporte de naturaleza que merece la pena porque es fácil, asequible, y es una forma diferente de hacer turismo, lejos de la masificación tradicional.

Qué es el Senderismo o el Trekking y sus Ventajas

El senderismo es uno de los deportes de aventura en plena naturaleza que resulta más asequible para todo tipo de turistas. Se trata de excursiones a pie por senderos o caminos, con mayor o menor dificultad, aunque en general, los senderos no suelen tener un gran nivel de dificultad. Es la mezcla perfecta de turismo y deporte, porque nos permite conocer bellísimos parajes caminando, y al mismo tiempo es muy saludable para mantenernos en forma y para nuestra salud cardiovascular.

A diferencia del trekking, el senderismo suele realizarse por caminos y rutas señalizadas, y tiene un nivel bajo de dificultad, mientras que el trekking suele referirse a caminatas por rutas más difíciles, que en ocasiones requieren de más de un día, por lo que sería necesario acampar y hacer noche en algún bosque apropiado para ello.

El senderismo es sencillo, fácil de realizar, muy saludable, y nos permite conocer bonitos parajes de una forma sencilla, saludable y, a bajo coste, frente a otras formas de turismo de aventura algo más caras, que requieren de equipos especiales.

Consejos para hacer Senderismo

El senderismo está al alcance de prácticamente todos los turistas que quieran disfrutar de una experiencia singular, caminando por el campo. Pero no está de más seguir algunos consejos para ir bien preparado y conocer el terreno que pisamos.

En Viajepor siempre apostamos por ofrecer información detallada, por muy sencilla que sea la actividad que vamos a realizar.

  • En primer lugar, debemos informarnos sobre la ruta que vamos a realizar: tiempo del recorrido, nivel de dificultad, condiciones climatológicas, dónde empieza y dónde acaba. En algunos casos, es recomendable contar con un guía, y si lo hacemos en grupo y por nuestra cuenta, al menos contar con información de expertos que conozcan la ruta, y que nos faciliten datos sobre el camino que vamos a recorrer.
  • Es muy importante saber cuáles van a ser las condiciones meteorológicas y de la altitud,  el día que decidamos hacer la ruta que hemos seleccionado, con el fin de ir bien preparados porque estos dos parámetros dependerá cómo debamos ir vestidos y el equipo de que debemos llevar.
  • Nuestra ropa ha de ser cómoda, para que nos movamos con libertad, y siempre de acuerdo con la climatología de la zona escogida, y el calzado debe ser también cómodo, de suela gruesa y con buen agarre al terreno. Es importante llevar un mapa impreso, porque muchas veces Internet puede fallar, aunque las rutas están siempre bien señalizadas, y fundamental: ser muy cuidadosos con el medioambiente, no hacer fogatas si no es necesario, no dejar residuos en el campo ni llevarnos vegetación del lugar.

Normas para hacer senderismo

Las normas para practicar senderismo están muy relacionadas con dos elementos esenciales de este deporte de naturaleza: el máximo cuidado del medio ambiente que nos rodea, y por supuesto, nuestra propia seguridad. Se trata de una mezcla de normas y consejos, para hacer que nuestra experiencia sea todo un éxito, y queramos volver a repetir.

normas para hacer senderismo

Lo primero de todo es ser prudentes.

Hay que informarse sobre la ruta a seguir e iniciar la actividad a una hora adecuada. Es mejor desarrollar esta actividad en grupo, para que todos nos sintamos seguros y acompañados, y no dejar a nadie atrás en el camino. Es muy recomendable diseñar con antelación a la práctica de la ruta escogida, una previsión de horas, para asegurarnos de que podremos realizar la ruta y que no se nos haga de noche, por ejemplo. También es fundamental comprobar cuáles van a ser las condiciones meteorológicas el día elegido.

Si, por cualquier circunstancia, queremos hacer noche en la montaña, debemos informarnos dónde se puede acampar, y llevar el equipo necesario, un hornillo y comida. Hay que evitar hacer fogatas y poner en peligro el bosque, lo que en la gran mayoría de bosques y campos está absolutamente prohibido, especialmente en verano. También debemos llevar bolsas de basura de distintas funcionalidades para no dejar residuos orgánicos ni botellas de cristal o plástico, puesto que una de las normas básicas del turismo de aventura es, precisamente el cuidado del medio ambiente. Por otra parte, no debemos coger flores o hierbas de recuerdo, para preservar la flora del entorno natural en el que nos encontramos.

Cómo preparar una ruta de senderismo

Tanto si nos iniciamos en el senderismo, como si ya tenemos cierta experiencia, conviene preparar la jornada con cierta antelación. Hay unos tips y consejos de gran utilidad para prepararnos para ese día.

Investiga tu ruta con antelación

Aunque en principio se trate de una actividad al alcance de la gran mayoría de aficionados, es importante, si nos estamos iniciando, comenzar con una ruta sencilla, adaptada a nuestras condiciones físicas. Ya habrá tiempo de subir la dificultad y la distancia, a medida de que vayamos cogiendo experiencia. Hay páginas especializadas en localizar rutas, tales como Wandermap, con diversos filtros de búsquedas.

Prepara todo lo necesario

Preparar el equipo adecuado es otro de las tareas esenciales para iniciar una ruta de senderismo. Una vez que conozcamos la distancia a cubrir, la climatología, o la dificultad del camino, podremos preparar una mochila adecuada, en la que no deben faltar, entre otras cosas, agua y alimento suficiente, sobre todo líquidos para mantenernos hidratados. También algún medicamento como analgésicos, tiritas o agua oxigenada, en caso de sufrir algún percance. Es necesario incluir también un mechero, una navaja de viaje, una linterna y algún jersey, independientemente de que sea verano, pues si se nos hace de noche, pueden bajar las temperaturas de forma drástica. También será necesario llevar una gorra para protegernos del sol.

Un protector solar y un spray anti mosquitos son dos productos esenciales. También un chubasquero, y un teléfono móvil completamente cargado, para cualquier eventualidad. Por otra parte, y si vamos a hacer noche, es necesario llevar sacos de dormir y una tienda de campaña.

Oriéntate sin Google Maps

Por otra parte, y dado que nuestro móvil puede perder la cobertura, para orientarnos será muy conveniente llevar una brújula o un mapa impreso, con independencia de que las rutas estén convenientemente señalizadas. Por último, es muy recomendable, especialmente en verano, evitar las horas de máximo calor para hacer recorridos de larga distancia.

Ranking de las mejores montañas españolas para hacer una ruta de senderismo

Hay una gran cantidad rutas de senderismo que salpican la geografía española, para todos los gustos, y también para todos los niveles de dificultad. Entre las mejores rutas, por su situación, los paisajes imponentes y únicos que podemos encontrar, lo bien señalizadas que están, y el turismo histórico y cultural asociado del que podremos disfrutar, destacan las siguientes:

  • La Ruta del Monasterio de Piedra. Es una de las más populares de todas, no sólo porque es asequible incluso para los niños, sino porque tiene innumerables encantos que la hacen única. Situada en la provincia de Zaragoza, disfrutaremos de una ruta refrescante y llena de cascadas en sus cuevas. También podemos practicar un excelente turismo gastronómico y cultural en este impresionante Parque Histórico.
  • La Ruta de Carlos V. Conocida por este nombre por los lugares en los que estuvo y vivió el Monarca, se trata de un conjunto de rutas situadas en la provincia de Cáceres. Estas rutas son verdaderamente espectaculares, con 25 kilómetros de senderos, y lugares históricos de interés como el Monasterio de Yuste.
  • La Ruta de Cebreros. Situado en la provincia de Avila, este municipio se distingue por los senderos cuajados de viñedos y pinares. Es un conjunto de rutas sencillas, muy atractivas para caminar, y también refrescantes, porque están a orillas del río Becedas. Muchas de ellas son circulares, y acaban y empiezan en Cebreros.
  • Ruta del Lago Sanabria, en la provincia de Zamora. En el Parque Natural de Lago de Sanabria encontraremos muchos accidentes geográficos de interés, como lagunas, cañones y valles, y un montón de aldeas, en las que explorar y conocer de primera mano el mundo rural. Una maravilla.
  • La Laguna Negra, Soria. Imponentes rutas en la provincia de Soria, salpicadas por una exuberante vegetación y el profundo azul de la laguna. Esta ruta es de ascenso, por lo que puede resultar más complicada, pero vale la pena la subida al Pico Urbión, entre lagunas, y unas impresionantes vistas de tierras sorianas.

Senderismo sostenible: qué es, y qué beneficios aporta

El senderismo sostenible es una forma de hacer turismo de aventura en plena naturaleza, con un respeto absoluto al medio ambiente. Es una opción turística que ayuda en gran medida al desarrollo rural sostenible, algo esencial para las poblaciones locales y el mantenimiento de una forma de vida que no se debe perder nunca: la forma de vida rural, la del campo. De hecho, es una gran oportunidad para el desarrollo y la subsistencia de esta economía esencial.

A pesar de que el senderismo no es algo nuevo, sí que es cierto que es relativamente reciente como alternativa al turismo urbano y saturado. Por eso, muchos municipios han desarrollado un tipo de turismo sostenible con una red de rutas y senderos señalizados, que forman parte del patrimonio cultural y paisajístico de nuestro país, y que se ha incorporado con éxito a la oferta turística global.

Es una forma de extender y perpetuar una forma de conservación natural de las zonas rurales, a través del turismo rural, que incentiva esta economía, y que es, y tiene que ser sumamente respetuoso con el medio ambiente. Además, son cada vez más los municipios que diseñan rutas turísticas, gastronómicas, culturales y deportivas, con todas las instalaciones de ocio necesarias.

Estas iniciativas son muy positivas tanto para el campo, como para el turista, que disfrutará de una forma de turismo en pleno contacto con la naturaleza, descubriendo nuevos escenarios naturales, y practicando un deporte muy saludable y a la medida de sus posibilidades.

  • Porque caminar, descubrir y explorar nuevos paisajes es una de las mejores propuestas para pasar unos días de ocio en plena naturaleza.

Este ha sido nuestro Top 5 mejores montañas para hacer rutas de senderismo y trekking. En próximos artículos te recomendaremos senderos más concretos. Mientras tanto, no olvides consultar las normas y consejos para preparar tus rutas. ¡Hasta pronto, Viajeros del Blog!

María y Sergio – ViajeX

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario