Las mejores montañas de España para hacer deporte en la Naturaleza

Nuestro país es uno de los más montañosos de Europa, concretamente el segundo, lo que resulta un privilegio para practicar todo tipo de deportes de aventura en muchas de las montañas que salpican nuestra geografía. Las hay para todos los gustos y tipos de deportes. Desde las montañas cubiertas de nieve para esquiar y practicar el alpinismo, hasta las formaciones rocosas más variopintas para la escalada, el ciclismo de montaña o el senderismo, y aquellas por las que transcurren ríos con menor o mayor caudal, para poder practicar la espeleología, el piragüismo, o el barranquismo.

Porque las montañas de España ofrecen maravillosos contrastes paisajísticos, climatológicos y una imponente variedad de flora y fauna. Y, sobre todo, gran cantidad de actividades para disfrutar al máximo de ellas. En Viajepor proponemos algunas de las mejores.

Montañas de Canarias

Santiago del Teide (Tenerife)

Decir Tenerife es hablar de su buque insignia, el Teide y su Parque Nacional a los pies de este imponente volcán. Es la cumbre más alta de todo el territorio español, nada menos que 3.718 metros, y el tercer volcán más grande del mundo.

Santiago del Teide es un municipio al sur de la Isla, situado a más de 900  metros de altitud, y destacan los acantilados de los Gigantes, de gran altura, y las paradisíacas playas, sobre todo la de la Arena.

El Parque Nacional del Teide, Patrimonio de la Humanidad, es de obligada visita, y en él se puede practicar senderismo y algo único en las noches en el volcán: el avistamiento con telescopios de última generación, de uno de los cielos más espectaculares del mundo, en los que podemos contemplar las estrellas como si las tuviéramos verdaderamente cerca.

Tenerife tiene gran tradición marinera y de deportes de aventura de aire, por lo que en esta zona podemos practicar kayak, submarinismo, barranquismo, escalada, rutas a caballo, windsurf o piragüismo. También, para contemplar las alturas y los sobrecogedores acantilados de la zona, podemos practicar parapente, viajes en globo o vuelo en avionetas. Porque Tenerife es una de las islas canarias en las que se puede practicar la gran mayoría de los deportes de aventuras. No en vano es un paraíso natural, y en muchos lugares, aún poco explorado.

mejores montañas islas canarias

Montañas del Fuego (Lanzarote)

Hay quienes comparan la experiencia de visitar las Montañas del Fuego en el Parque Nacional de Timanfaya como lo más parecido a lo que sería darse un paseo por la luna, sin salir del planeta. Es un paisaje volcánico hipnótico y fascinante, en el que se pueden practicar rutas de senderismo muy variadas, y para todos los gustos y niveles de experiencia, aunque destaca la Ruta de los Volcanes, que se realiza en vehículo. Además, una de las mejores experiencias es comprobar la aún existente actividad volcánica, probando platos cocinados en la misma tierra, al calor del volcán, que está aún vivo.

Las rutas de senderismo en el Parque Natural de Timanfaya están muy controladas, y para la conservación de un paisaje único y volcánico, está prohibido transitar fuera de las pistas y senderos. Hay rutas de senderismo libres o guiadas, para disfrutar de este paisaje único e impresionante, y en parte desolador, que no podremos contemplar en otros lugares de nuestra geografía. Y lo que no podemos perdernos es uno de los clásicos paseos a lomos de un camello, una de las estampas más clásicas y populares de esta bellísima isla.

Montañas del Mediterráneo

Montañas de Montserrat (Cataluña)

Las Montañas de Montserrat son un conjunto de macizos rocosos, situados a escasos 30 kilómetros de la Ciudad Condal. Estas montañas son ideales para la práctica de deportes como el senderismo y la escalada, aunque también se puede practicar la espeleología, siempre con respeto escrupuloso al entorno y cuidando el medioambiente, ya que estamos en un Parque Natural protegido.

El magnífico santuario de Montserrat (la Moreneta) visitado por miles de peregrinos cada año, y encajado en la montaña, puede ser un excelente punto de partida para empezar la gran cantidad de itinerarios de senderismo que ofrece la zona, combinados con los viajes a más altura de los funiculares de Sant Joan y Santa Cova.

Pero además, las Montañas de Montserrat son una de las favoritas de montañeros y escaladores que acuden fielmente cada año a practicar escalada. Esto es así por sus peculiares formas redondeadas, resultado de una curiosa formación geológica de millones de años, lo que las hace especialmente atractiva para muchos montañeros, porque además hay muchas vías de diferentes dificultades, y de acceso vertical que permiten ver magníficos paisajes mediterráneos desde las alturas. Este ascenso es complicado por la morfología de la montaña, y es muy recomendable ir en grupo, con monitor, y perfectamente equipados.

El Encantats (Lérida)

En esta misma Comunidad Autónoma, encontramos otra joya ecológica: el Parque Nacional de Aigüestores, con su montaña más emblemática, Gran Encantat, de 2.746 m de altura, y sus picos, conocidos como Els Encantats, que conforman parte de los Pirineos, en la parte de Lérida. Aunque no son los más altos, se elevan sobre el Embalse de Estany de Sant Maurici, conformando un paisaje de postal, absolutamente espectacular.

A partir del Estany de Sant Maurici se pueden desarrollar diversas rutas de senderismo, y la escalada de los picos, que no resulta de gran dificultad. En lo alto de estos picos se pueden observar prados muy navideños, poblados de pinos, y también se puede disfrutar del avistamiento de aves impresionantes, el águila real y el quebrantahuesos.

Los Encantats son picos muy populares para practicar el alpinismo y también son un buen “faro” que nos orienta y sirve de referencia para las diversas rutas de senderismo de la zona. Este Parque tiene una biodiversidad animal muy rica, distribuida entre lagos y montañas, entre las que las aves son las más numerosas. Además del avistamiento de las míticas águilas reales, tienen una presencia destacada la perdiz pardilla, o el urogallo.

mejores montañas de cataluña

Mura (Barcelona)

Perdido entre carreteras llenas de curvas cerradas, y caminos montañosos, localizamos Mura, uno de los pueblos de montaña medievales más hermosos de la geografía española. Conserva todos los encantos de hace siglos, y a pesar de lo difícil y escarpada que pueda resultar la carretera, merece la pena una visita. Porque en este pueblo nos  podemos sumergir en la esencia de lo que es el turismo rural, con caminatas esplendorosas, masías, casas rurales, caminos empedrados e iglesias medievales bellísimas.

Programar actividades de aventura es una gran opción si nos adentramos en el Parque Natural de San Llorenç del Munt i´Obac, muy cerca de Mura, con cimas de montaña que superan los 1000 metros de altura. Las cumbres más importantes del parque son las de La Mola con 1.103 metros de altitud y el Montcau con 1.056 metros

Es fácil explorar este magnífico parque, gracias a las rutas de senderismo perfectamente señalizadas, que nos pueden dar la oportunidad de explorar muchos lugares con especial encanto como las iglesias románicas, o los castillos y torres fortificadas que aún se conservan. También se pueden visitar masías antiguas, algunas de ellas también fortificadas, y por supuesto, disfrutar, en sus muchos alojamientos rurales, de la auténtica gastronomía de la zona.

Valldemossa (Mallorca)

Valldemosa es uno de los pueblos más bonitos de Mallorca, separado de la capital por apenas 17 km. En plena Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es un bellísimo pueblo, por el que es muy recomendable hacer una visita cultural e histórica, que puede durar una mañana, para disfrutar de sus callecitas empedradas clásicas, la famosísima Cartuja, la casa donde vivió Chopin, sus iglesias o sus comercios,  que hoy en día conservan su aspecto elegante y decimonónico.

En la Sierra de Tramuntana, y justo por encima del pueblo de Valldemosa se encuentra el famoso pico de Puig des Teix, uno de los más visitados de la cadena montañosa, por excursionistas y montañeros, que comienzan en el pueblo haciendo un trekking a través de una finca noble, Son Marroig, para después alcanzar la cima, a unos 1064m de altura, con unas vistas absolutamente espectaculares. Este recorrido es duro, puesto que se trata de más de 15 km de marcha, antes de escalar, pero es muy popular entre quienes ya practican el trekking y la escalada con frecuencia.

Otro de los deportes más populares para conocer desde las alturas la Sierra de Tramuntana es el parapente, un deporte muy tradicional en la isla, para observar toda la sierra a vista de pájaro.

Guadalest (Alicante)

Son cada vez más los turistas que aprecian en todo lo que vale el turismo interior en Alicante, que es mucho más que sol y playa. Este bellísimo pueblo medieval, escondido en su interior, es un claro ejemplo de ello, porque tiene el récord de visitas de turistas extranjeros y nacionales, está considerado como uno de los pueblos más hermosos de España. Su castillo medieval se sostiene sobre un alto pico de montaña, propio de los cuentos de princesas, que sorprende al visitante por las espectaculares vistas sobre el valle de Guadalest.

El embalse o pantano de Guadalest, es uno de los más espectaculares de toda la provincia, de aguas transparentes color esmeralda, que no dejarán a nadie indiferente. Estas aguas son el mejor de los escenarios para practicar deportes náuticos, tales como la piragua o la natación, ya que todos los veranos se pone en marcha una travesía a nado del embase, de unos 2.500 metros, a la que cualquier aficionado a la natación puede concurrir.

Por otra parte, el valle de Guadalest es un conjunto montañoso de gran interés paisajístico y natural. Su montaña estrella, la más alta y extensa es la Sierra de Aitana, con una cima de 1.558 metros sobre el nivel del mar, lo que la hace la más alta de toda la Comunidad Valenciana. Se pueden practicar todo tipo de rutas de senderismo ya establecidas, y muchos senderistas acuden en todas las épocas del año a disfrutar de esta sierra espectacular, que además, tiene un microclima muy benigno y agradable, que le aleja del calor húmedo de la comarca.

Montañas de Madrid

Sierra de Gredos

Situado al sur de la provincia de Ávila, y vecina de la Comunidad de Madrid, la Sierra de Gredos es uno de los paraísos naturales más impresionantes de toda la geografía española, una joya ecológica que bien merece la pena visitar durante una estancia larga. Sus lagunas, gargantas, riscos y circos, son perfectos para practicar gran cantidad de deportes de aventura, tanto náuticos como terrestres. Destacan el Circo y la Laguna Grande de Gredos, y el pico de Almanzor, de nada menos que 2.952 metros de altura, la máxima de todo el Sistema Central.

Tiene una riqueza natural única, en la que destacan el roble, el castaño, el abedul o el pino silvestre, con mucha flora autóctona. Además, la cabra montés es sin duda el buque insignia de esta Sierra, en lo que a fauna se refiere. Aunque también podremos contemplar al buitre leonado.

Siendo la Sierra de Gredos un territorio tan extenso, podemos encontrar gran cantidad de pueblos absolutamente pintorescos, con sus casas de piedra y pequeñas ventanas, propios de las serranías y de los lugares fríos en invierno.  Merece la pena recorrer algunos de ellos en rutas programadas de senderismo o ciclismo, y también dejarse caer por algunos de los muchos alojamientos rurales con especial encanto, y con actividades temáticas de artesanía, fotografía o de cocina, entre otras. También hay una gran oferta de camping, para quienes deseen optar por pasar unos días en pleno contacto con la naturaleza.

montañas de madrid peñalara

Peñalara

Peñalara es un Parque Natural situado en la parte más alta de la sierra de Guadarrama, uno de los lugares más populares, en cualquier época del año, entre los madrileños que quieren salir de la ciudad y disfrutar de la naturaleza a pocos kilómetros de la capital. Además, es un paraíso para practicar la escalada y el senderismo, y una de las joyas más importantes en lo que a flora y fauna se refiere, de la Comunidad de Madrid.

Los picos de Los Claveles y Los Pájaros, son los de mayor altura, de origen glacial, así como también la Laguna Grande, aunque hay otros circos glaciares en el parque. Este origen le da al terreno una fisonomía muy singular, tanto en las montañas como en los senderos. Existen infinidad de rutas de senderismo para explorar esta magnífica Sierra, y muchas de ellas comienzan precisamente en el refugio de la Laguna de Peñalara y conducen a los llanos de Peñalara y la Laguna de los pájaros, zonas muy húmedas, sobre todo en años de lluvia.

Además, practicar escalada en Peñalara es todo un lujo para los amantes de este deporte. Incluso en pleno verano las temperaturas son muy agradables, y hay vías con fisuras, regletas y excelente adherencia, para subir a 2000m de altitud. Algunas de estas vías están muy bien equipadas, aunque sean antiguas, y se puede acceder a ellas desde el puerto de Cotos, que conduce directamente a la Laguna de Peñalara.

Montañas de Ávila

Pico Almanzor

El Pico de Almanzor es la cumbre más alta de la sierra de Gredos. Dice la leyenda que se le conoce con este nombre, porque Almanzor, famoso guerrero y político andalusí, pasó por allí al término de una batalla, y tanto le impresionó que dijo que a partir de entonces llevaría su nombre. Situada en el Circo de Gredos, un espléndido lugar que merece la pena contemplar por su belleza, es un reto para los montañeros de alto nivel, porque la dificultad para escalar es grande.

Las vías de acceso se suelen hacer por la Laguna Grande de Gredos, y si vamos a pasar unos días, merece la pena pasar la noche de camping o en algún alojamiento rural. Ascender al pico es para deportistas prácticamente de élite y muy entrenados, puesto que hay tramos difíciles, como el de Portilla del Crampón, donde es obligatorio utilizar cuerda. Quienes ya han alcanzado la cima hablan de que desde esta altura pueden contemplarse las vistas más increíbles de la Sierra de Gredos, y es imposible que las fotos, por muy buenas que sean, hagan justicia a lo que ven los ojos de los montañeros.

montañas de avila arenas de san pedro

Arenas de San Pedro

Situada al sur de Ávila, en pleno Valle del Tiétar, esta histórica y bellísima localidad orígenes medievales tiene mucho que ofrecer, tanto a deportistas experimentados como a familias con niños que quieran disfrutar de un entorno natural, fresco y diferente.

Además de conocer la población, sembrada de edificios históricos que merece la pena visitar, Arenas de San Pedro sigue viviendo, en un sector importante de la población, de la ganadería y la agricultura, por lo que verdaderamente estaremos practicando un turismo rural de primera. No en vano es un lugar que, por su encanto de campo y la belleza de sus paisajes, duplica su población en los meses de verano, porque cuenta con alojamientos de primera y muchas actividades que realizar.

Las rutas a caballo por el valle, así como el senderismo o el ciclismo, son algunos de los deportes de aventura más populares en el Valle del Tietar. También es un lujo darse un baño y practicar la natación en sus piscinas naturales, o visitar el Hornillo, un frondoso valle entre pinares y árboles frutales, bañado por el río Cantos, con un amplio cauce montañoso, donde suele haber concentraciones de kayak todos los veranos, que aprovechan el gran caudal del río.

Montañas del País Vasco

Monte Gorbea (Vizcaya)

El Monte Gorbea, en Vizcaya, es un clásico para los vascos, my aficionados a este deporte, pero también tiene muchos fans a nivel nacional e internacional. Es la cumbre más alta de Vizcaya, y una de las más altas del País Vasco. Tiene variadas vías de escalada, de diversa dificultad, y está coronado por su famosa cruz de 18 metros de altura.

Tiene unos parajes espectaculares, boscosos, verdes, y poblados de caballos salvajes acostumbrados a la presencia humana. Destaca uno muy particular, y difícil de encontrar en otras poblaciones, el Hayedo de Oztarreta, de inmenso valor ecológico. Por este hayedo pasa un riachuelo que crea unos paisajes de postal, y que merece la pena recorrer en otoño, cuando el bosque muestra su máximo esplendor, alfombrado con hojas de diferentes colores, que le dan ese aspecto otoñal tan apetecible para hacer una ruta de senderismo.

Aunque es uno de los lugares preferidos por muchos vascos para practicar escalada, también se puede practicar senderismo, con algunas rutas bastante asequibles, aptas para todos, en especial la ruta de Pagomakurre, para llegar a la cumbre sin dificultad. Cubre unos 9 km. y para quienes ya la han realizado, es absolutamente hermosa, aunque es muy popular y suele estar bastante transitada.

montañas y picos del país vasco

Zegama y Aitxuri (Guipúzcoa)

Zegama es un municipio de la provincia de Guipuzcua, a los pies de la sierra de Aitzgorri, que tiene un componente histórico y cultural, ya que en tiempos fue un paso histórico que unía la Península Ibérica con Europa.  Tiene una altitud de 296 m sobre el mar, y en esta zona está el Aitxurri, el monte más alto del País Vasco en el que se pueden desarrollar deportes de escalada y montañismo, ya que es un monte emblemático de 1.548 metros sobre el nivel del mar, un santuario para los aficionados.

En la Sierra de Aitzgorri hay espléndidas rutas de trekking y senderismo, algunas sencillas y otras más complicadas por la subida de pendientes boscosas. Pero están perfectamente señalizadas a la entrada de la zona, para escoger la que más se adapte a nuestras aptitudes. Las rutas son hermosas, y se pueden visitar, se cruzan senderos de exultante belleza, zonas boscosas con caminos elevados en las que podemos encontrar fenómenos como la niebla fundida con el sol en los lugares más altos. Para quienes ya lo han visitado, se trata de un lugar de ensueño.

Ermitas como la del Santo Espíritu, o el ya abandonado Casa de los Migueletes, antiguo paso de control fronterizo, son parte de las edificaciones que podemos visitar en las rutas de senderismo.

Picos de Europa

Picos de Europa: Pico Naranjo de Bulnes (Asturias)

Es imprescindible, aunque solo sea para verlo y admirarlo, visitar la zona de El Naranjo de Bulnes si estamos en Asturias. Se trata de un imponente pico calcáreo que sorprende por su majestuosidad ya desde lejos, situado en el Macizo Central de los Picos de Europa.

El Naranjo de Bulnes está en concejo de Cabrales, dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa. Tiene una altitud de 2.519 metros, y aunque no es el más alto de la Cordillera Cantábrica, si es uno de los más conocidos y populares, y es sin duda una de las cumbres emblemáticas de la geografía española, para muchos escaladores. Tiene grandes paredes, de unos 550 metros de pared vertical, en su cara oeste.

Hay dos rutas principales para subir al Naranjo de Bulnes: desde el Puente de Poncebos, o desde Sotres. La de Sotres es la más sencilla, además, aprovecharemos para visitar este bonito pueblo que en invierno, y si la nevada es grande, puede quedar aislado durante días. Sotres es uno de los pueblos asturianos donde todavía podemos ver cómo se elabora el queso de forma cien por cien artesana, o los ovillos de lana de ovejas recién esquiladas.

montañas picos europa

Sierra Nevada

Sierra Nevada: picos Veleta y Mulhacén (Granada)

En plena Sierra Nevada, se encuentran las cumbres más altas de la Península Ibérica, los picos de Velta y Mulhacén. El Parque Nacional de Sierra Nevada es uno de los lugares más bellos y variados de nuestra geografía, con infinidad de actividades de turismo de aventura para realizar. Desde escalada y trekking o senderismo, hasta deporte de invierno, ya que tiene una de las más completas y mejores estaciones de esquí de España. Además, en esta estación podremos explorar el cielo a través de telescopios de alta precisión y disfrutar de sus muchas instalaciones deportivas. Y algo muy importante: la naturaleza es exuberante.

Dentro de la oferta de recorridos y escalada, la más destacada es la de la subida a los picos de Veleta (3.395 metros sobre el nivel del mar) y Mulhacén (3.478 metros sobre el nivel del mar), haciendo noche en un refugio de montaña de la zona, o en uno de los muchos alojamientos rurales. Resulta un plan de lo más apetecible, ya sea invierno o verano.

El nombre de Veleta tiene su origen en la palabra árabe balata, que quiere decir tajo, y se refiere a los grandes tajos de la caras del pico de Veleta, con desniveles de más de 500 metros. Este pico es muy particular, y como curiosidad, uno de los más fotografiados del mundo, por estar detrás de la Alhambra.

montañas sierra nevada

Pirineos Aragoneses

Pico Maldito (Huesca)

El Pico Maldito es el cuarto pico más alto de los Pirineos, nada menos que 3.350 metros sobre el nivel del mar. Situado en el Parque Natural de Posets-Madaleta, en la comarca de Benasque, es uno de los más difíciles, solo apto para escaladores profesionales muy entrenados. Hay que tomar especiales precauciones e ir acompañados de un monitor, pues montañeros experimentados han tenido que ser rescatados en este pico.

El Valle de Benasque está situado justo en el corazón del Pirineo Aragonés, y bate un récord importante, ya que alberga el mayor número de cimas de 3.000 metros de altura de todos los Pirineos, distribuidos en los macizos de Maladetas, Posets y Perdiguero. Tienen muchas vías de escalada y muchos picos muy atractivos, de diferente dificultad, para los menos iniciados.

Además, El Valle de Benasque es el escenario perfecto para hacer senderismo, debido a la gran cantidad de senderos en la zona, aptos para hacer trekking, senderismo o ciclismo, siguiendo el curso de los ríos o, si es en bicicleta de montaña, subiendo diferentes puertos por carreteras secundarias de especial belleza y muy tranquilas. Hay una gran selección de alojamientos rurales y Benasque es uno de los lugares más hermosos para la práctica de un deporte aéreo tremendamente popular en esta zona: el vuelo sin motor.

Maladeta (Huesca)

El Parque Natural de Posets-Madaleta es un lugar privilegiado para observar algunos de los glaciares que aún perduran en el Pirineo Aragonés. Es un parque con muchísima diversidad biológica, con fauna como los jabalíes, marmotas, perdices o buitres leonados, y bosques con avellanos, abedules, pinos, hayas y abetos, que conforman magníficos y frondosos paisajes.

Este parque es uno de los espacios protegidos de Aragón, por su riqueza natural, y porque se siguen conservando muchas labores puramente rurales, con campos de siega y estibas ganaderas, que conforman el paisaje.

Este parque es uno de los más representativos de los ecosistemas de alta montaña, especialmente protegida y con un turismo cien por cien sostenible, aunque algunas especies estén en serio peligro de extinción. Se pueden practicar rutas de montaña, escalada, excursiones y senderismo, con escaladas a cumbres que superan los 3000 metros de altura, como la del Aneto-Madaleta o el Posets.

Además, hay pueblos de montaña que merecen una visita, también por los alojamientos rurales con una excelente calidad turística y en contacto directo con la vida rural de esta zona aragonesa, en pueblos como Plan, Saravillo o San Juan de Plan. Es también destacable para una visita o ruta de senderismo el Valle de Benasque.

montañas pirineos

Aneto (Benasque, Huesca)

Este mítico glaciar, en el Macizo de Madaleta, está ubicado en el Valle de Benasque, también en el Parque Natural de Posets-Madaleta. Tien una altura de 3.000 metros, por lo que es el más alto del Pirineo. Es uno de los lugares míticos para escaladores y montañeros, aunque también para senderistas con cierta experiencia.

Existen dos rutas principales para alcanzar la cima, que son las más populares: la Sur, y la Norte, y ambas superan los 1.500 metros de desnivel, por lo que se exige mucha experiencia y una excelente forma física.

Uno de los tramos más célebres y más difíciles para la escalada es el conocido como Paso de Mahoma, que tiene su origen en una leyenda musulmana que dice que la entrada al paraíso es tan estrecha como el filo de una cimitarra sobre la que sólo pasan los justos. Por eso, este paso tan estrecho y difícil, es un verdadero reto para los montañeros.

Su fauna es la propia del parque: perdiz nival, águila real o armiños, que pueden contemplarse fácilmente si hacemos un avistamiento de aves. Hace tiempo que habitaba el oso pardo, pero ya no es un animal propio de esta zona.

Balatús (Pirineos)

El Macizo de Balaitous es un macizo de los Pirineos, situado en la frontera entre España y Francia, y su mayor cima es el pico Balaitús, de 3.144 metros sobre el nivel del mar. Aunque hay varias rutas de acceso ninguna es fácil, por los desniveles superiores a los 1500 m. Una de sus rutas más célebres es la Cresta del Diablo.

Ordesa y Monte Perdido (Aragón)

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es una joya medioambiental, declarada patrimonio mundial y Reserva de la Biosfera. Es un prodigio de cascadas, montañas, valles y miradores espectaculares, algunos más difíciles, y otros muy asequibles.

Hay cinco miradores a 2.200 metros de altitud, que se pueden recorrer en vehículos todoterreno, y también rutas de senderismo, tanto en el lado francés como en el español, que pueden durar unas 3 ó 4 horas de recorrido, con refugios a lo largo del camino.

Para disfrutar de sus magníficas cascadas, se puede hacer una ruta de senderismo hasta la cascada de Cola de Caballo, para después llegar a Monte Perdido, en tres horas de camino si decidimos hacerlo a pie

El Parque de Ordesa y Monte Perdido tiene una historia de 100 años, y una gran variedad de zonas y lugares para recorrer y practicar senderismo, y otras actividades de montaña en plena naturaleza.

  • Desde Viajepor podemos decir que cualquier ruta en cualquiera de las montañas de nuestro país, es todo un acierto. Pero si realmente tuviéramos que elegir estaríamos entre los Pirineos Aragoneses y los Picos de Europa.

¿Has descubierto todos los picos de las montañas de España? Nosotros seguimos en la aventura. ¡Os informaremos pronto, Viajeros del Blog!

María y Sergio – ViajeX

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario