Vuelo Parapente: qué es y dónde se puede hacer parapente en España

El parapente es un deporte de aire que resulta bastante asequible para todas las edades, aunque se requieren ciertos conocimientos técnicos para poder disfrutar de una experiencia inolvidable. Veamos en qué consiste y cuáles son los mejores lugares en España para practicarlo.

Cuál es la diferencia entre vuelo parapente y paracaídas

Una de las principales diferencias entre el parapente y el paracaidismo es que mientras que en la práctica del paracaidismo se salta al vacío desde un avión o un globo, sin planeo ni vuelo,  la experiencia en parapente es más larga, porque literalmente “volamos” como los pájaros.

Despegaremos desde una montaña, con la ayuda del viento, de la pendiente, planearemos y volaremos, teniendo un control del aparato. Además, hay que tener en cuenta que las condiciones meteorológicas son más exigentes que en el paracaidismo, en la medida en la que dependemos de las corrientes de aire cálido, y un día de intensa lluvia no será el más apropiado.

Top 10 Mejores Lugares para volar en Parapente en España

En Viajepor somos unos apasionados de este deporte, y hay que decir que contamos con el privilegio de vivir en un país de geografía diversa y variada, en el que se puede practicar este deporte con facilidad, ya que España es el segundo país europeo en número de montañas. Aunque hay otros lugares muy interesantes en los que se puede practicar este deporte. Veamos cuáles.

Parapente en Cataluña

Lérida es una de los destinos favoritos de muchos aficionados para practicar parapente, y podremos ver muchos deportistas volando en ciertos lugares como Organyá, que fue sede de la Liga Nacional de Parapente. En esta localidad podremos disfrutar, mientras volamos, de  bellísimas vistas del Pirineo aragonés.  Otros destinos cercanos son Sant Llorenç de Morunys y Oliana, esta última localidad junto al pantano del mismo nombre.

Sin movernos de Lérida, la Siera de Montsec, entre ésta provincia y Huesca, ha sido escenario de campeonatos de parapente porque da mucho juego, gracias a un magnífico y suave microclima y a unos desfiladeros que, desde el aire, resultan impresionantes, y que también son destino favorito de muchos amantes de la escalada.

Parapente en La Muela

La Muela es una localidad de Guadalajara, y tiene muchas vías aéreas en las que se puede practicar tanto paracaidismo como parapente. Esta zona es famosa y muy popular, ya que aquí se celebra, desde el año 2013, la Liga de Parapente Castilla-La Mancha. Además, este lugar tiene muchos otros atractivos, como las magníficas vistas del pueblo de Arilla, o el cerro de la Muela, con unas vistas panorámicas de ensueño, porque volaremos por encima de campos castellanos ocres, amarillos y marrones, en un magnífico puzzle natural de colores, visto desde el cielo.

Visitar este pueblo y sus alrededores ofrece la posibilidad de disfrutar de alojamientos rurales de primera, y de visitar un importante yacimiento con restos de la Edad de Hierro Ibéricos y Romanos. Por la práctica de deportes de aire como el parapente, y otras visitas culturales y rurales, este lugar merece una escapada.

Parapente Madrid

La Sierra de Guadarrama, a tan sólo 60 kilómetros de Madrid, es un buen lugar para la práctica de deportes de aire como el parapente. Este parque nacional tiene un gran interés natural, y es un buen lugar para pasar la jornada practicando este deporte para disfrutar después de la naturaleza en estado puro, en una de las joyas ecológicas más importantes de la Comunidad de Madrid.

Tanto en Somosierra como en Arrebatacapas, se puede practicar el  ala delta, especialmente en Arcones, en la provincia de Segovia, podemos volar en parapente, sobrevolando Gredos, en mitad un entorno rural dedicado a la ganadería, y que tiene una magnífica orografía, muy propicia para este deporte.

Parapente en Sopelana

La playa de Sopelana, en la Costa de Uribe, es uno de los lugares favoritos de muchos aficionados a deportes de aire para practicar tanto parapente como paracaidismo o ala delta. Sus imponentes acantilados y sus grandes paredes rocosas hacen que la volar y disfrutar de estos paisajes “a vista de pájaro” sean uno de sus mayores incentivos.  Aquí encontraremos centros profesionales de deportes de aire, ya que son especialistas en su práctica, y gracias a un clima relativamente benigno, se suelen hacer salidas con parapente casi todos los días del año.

Parapente en Vizcaya

Existen unos cuantos lugares magníficos para practicar parapente  en Vizcaya, como Orduña, una de las zonas pioneras en vuelos en parapente, con unas vistas impresionantes de verdes laderas; Getxo, con vistas al verde y al mar, volando sobre playas salvajes como las de Arrigunaga, la Bola o Puerto Viejo; o Zebeiro, en pleno valle de Zebeiro, con estupendas vistas a paisajes verdes y rurales, sembrados de caseríos de piedra que se contemplan en miniatura; y la Isla de Cabo Villano, especialmente indicada en los meses de primavera y verano por el clima benigno que acompaña y que permite volar y observar el paisaje con tranquilidad.

Parapente en Santa Pola

El municipio de Santa Pola, en Alicante, es uno de los más populares para practicar parapente en la Costa Blanca. Es una zona costera bañada de playas de arena blanca y profundo azul del Mediterráneo.  Además de volar sobre magníficas y kilométricas playas, podremos observar la  emblemática Torre de Tamarit, una imponente torre de vigilancia a la entrada del Parque de Salinas, de esta localidad. Son muchos los aficionados al parapente que se acercan a este pequeño pueblo costero, para disfrutar de una puesta de sol inolvidable desde el cielo.

Vuelo Parapente Granada

Granada es una de las ciudades con más tradición de vuelos de parapente. Hay una gran cantidad de centros especializados en parapente, ala delta y paracaidismo, con monitores altamente especializados. Volar sobre el buque insignia de esta bonita ciudad, La Alhambra es una experiencia única e inolvidable, al igual que hacerlo sobre parte de Sierra Nevada, contemplando esta famosa y espectacular cordillera desde las alturas, templo de los más aficionados a los deportes de nieve. Además, muchas de los centros ofrecen vuelos en parapente biplaza, por lo que sólo tendremos que preocuparnos de sentarnos y disfrutar del paisaje.

Vuelo Parapente Vejer

Vejer de la Frontera, en la provincia de Cádiz, es uno de los pueblos más bonitos de España. Sus casitas de blanco encalado, encajadas en el paisaje, hacen que la vista desde las alturas sea absolutamente espectacular. Declarado Conjunto Histórico Artístico en 1976, es uno de los pueblos más visitados por turistas de todo el mundo. Y un magnífico escenario para practicar parapente, con bonitos paisajes rurales, increíblemente verdes.

Vuelo Parapente Tenerife

Tenerife es un paraíso para los amantes de deportes de agua y de aire, por su clima benigno y las corrientes de aire cálidas. Muchos aficionados no sólo conocen sus principales playas, sino que disfrutan del parapente tanto en Tenerife Norte como en Tenerife Sur, en lugares tan espectaculares como los acantilados de los Gigantes, formaciones volcánicas con inmensas paredes verticales, o el imponente Teide en el Parque Natural que lleva su nombre, la joya de la corona de Tenerife. Hay muchas empresas que se dedican a este deporte de naturaleza, y tienen sedes por todo Tenerife, entre otras, en el Puerto de la Cruz, los Realejos, o en diversas playas en la zona Norte o Sur de la isla.

Vuelo Parapente Liébana, Cantabria

En la localidad de Liébana, en Cantabria, podremos disfrutar de unas vistas de pájaro, sobrevolando lugares tan idílicos como Los Picos de Europa, la sierra Peña Sagra, el Valle de Liébana, e incluso hasta donde abarca la vista, la Cordillera Cantábrica. Los vuelos en parapente en esta zona suelen alcanzar los 1300 metros de altitud, con vistas imposibles de explicar con palabras.

Otros lugares como los bellísimos Potes o Castro Urdiales, son un escenario único, con centros de parapente, para poder ver desde el cielo pueblecitos de cuento rodeados de valles. Una auténtica pasada y un lujo para los sentidos.

¿Qué se necesita para hacer Parente?

Ascender, planear y volar es básicamente lo que haremos si queremos disfrutar de esta estupenda actividad deportiva. Es un deporte de naturaleza, que según expertos y profesores, no requiere demasiados conocimientos técnicos, y tampoco una determinada edad para practicarla con todas las medidas de seguridad. Basta con tener una forma física en la media, y sobre todo, muchas ganas de vivir esta experiencia.

Volando en parapente, un aparato construido a base de tela y cuerdas, podremos maniobrar simulando el vuelo de las aves, o dejarnos llevar por nuestro monitor mientras disfrutamos del vuelo. Se pueden alcanzar hasta los 50 km/h, aprovechando las corrientes de aire caliente para poder coger altura, y permanecer en un estado prácticamente estático.

Lo más importante es elegir un centro con profesionales experimentados, ya que el parapente, como todo deporte de aventura, entraña sus riesgos, y se vuela más seguro con escuelas veteranas y de larga y probada trayectoria profesional.

En cuanto al equipamiento, es necesario un parapente (podemos utilizar los del propio centro en el que vayamos a realizar el vuelo), que es una cometa de vuelo ligera y resistente; un paracaídas en caso de emergencia, un arnés y una silla, para sujetar al piloto, casco de protección, y un mono de vuelo de una sola pieza, con refuerzos en las articulaciones.

  • No se necesita mucho más. Se trata de un deporte sencillo, al alcance de cualquier persona con ganas de disfrutarlo, y que requiere un equipo no muy sofisticado para su práctica.

Este ha sido nuestro decálogo los mejores lugares para practicar un deporte tan maravilloso como el vuelo en parapente. ¿Te animas? Queremos saberlo en comentarios. ¡A por ello, Viajeros del Blog!

María y Sergio – ViajeX

¿Te ha gustado el post?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Sergio Gómez
Sígueme
Últimas entradas de Sergio Gómez (ver todo)

    Deja un comentario